Después de 14 meses desde que comenzamos con el programa intensivo de rehabilitación con Martina me siento con la confianza y conocimientos necesarios para poder decir cuáles de todas las terapias y tratamientos que hemos probado han funcionado y cuáles no y cuál ha sido la mejora producida por cada uno de ellos, en este caso solo enumeraré aquellas que han aportado algún efecto positivo.

Después de la corta etapa de peregrinación por distintas clínicas y hospitales, lectura de libros y artículos en internet y larguísimas conversaciones con otros padres que ya habían pasado por algo así y podían ayudarnos con muchos consejos nos pusimos manos a la obra con terapias y tratamientos, en cuanto a terapias comenzamos con varias sesiones de osteopatía y terapia neural repartidas en los primeros 3 meses, desde el principio como terapia base el método Padovan que integra la logopedia y la reorganización neurofuncional, el método Feldenkrais como herramienta para devolver el rango de movimiento y elasticidad necesarias y reeducación somática (decir que prescindimos de la fisioterapia convencional) apoyándonos con el uso de órtesis fijas y dinámicas (dafos, bipedestador, traje Therasuit), Neurofeedback para la reorganización de las frecuencias del cerebro, Optometría comportamental, Aquaterapia, Hipoterapia, terapia Hiperbárica, estimulación sensocognitiva, Biomecánica de la marcha con el exoesqueleto robotizado Walkbot y quedan pendiente todavía otras terapias como la reeducación auditiva Berard o Tomatis, integración sensorial, etc.

En cuanto a tratamientos lo primero fue planificar una progresiva y supervisada desmedicación, después y coordinado con la Logopedia sustituir la sonda estomacal por alimentación oral, sustituir la alimentación convencional por una alimentación macrobiótica, consumo de agua de altísima calidad, tratamiento con Hormona de crecimiento e infusiones de progenitores hematopoyéticos.

Un apartado muy importante en su evolución  y subestimado muy a menudo por muchos profesionales ha sido el entorno, todo lo anteriormente enumerado se ha realizado viviendo en casa y compartiendo el día a día con amigos y familiares que han contribuido a la felicidad de Martina y con ello a la motivación necesaria para afrontar cada uno de los retos a los que se enfrenta diariamente. El tiempo que le queda libre cada día y los fines de semana Martina es estimulada de forma natural, juegos en casa, en el parque, campo y playa con hermanas, primos y amiguitos de su edad, muy importante estar todo lo posible al aire libre y respirando aire sano, jugar, columpiarse, ver, escuchar y tocar todo lo que hay a su alrededor como cualquier otro niño, aprovechar cada segundo para convertir en juego la estimulación, los traslados en coche escuchando música clásica o cuentos, en el parque caminando con el Upsee, etc. Y muy importante  dormir mucho y recibir mucho cariño, Martina siempre duerme con sus padres y siempre está a nuestro lado. Hay que decir que en el caso de Martina es muy fácil jugar e interactuar con ella porque es muy pequeña y pesa poco más de 10kg, en el caso de un niño más pesado la estrategia cambia pero los medios y objetivo son los mismos.

Más adelante podré describir en qué consiste cada una de las terapias y tratamientos y cuáles han sido las mejoras observadas en Martina en cada una de ellas.

Nunca perder de vista a vuestro hijo, la obsesión por la recuperación o la frustración por escasos avances pueden hacer que dejemos de ver a nuestro hijo y veamos a un autómata, paciente o desconocido, el amor y cariño que necesitan a diario pueden hacer más por ellos y por nosotros que cualquier tratamiento o terapia. 

Things you might like

Other articles you might enjoy...

Survey icon

Public Opinion…

Does your child travel to school using school transport?