La Música

Default avatar

by Alba Barón Santamaría
on

Una de las cosas que suelen tener en común los niños del mundo, es que adoran la música.

Para mí, ha sido un elemento clave a la hora de conectar con mi hija, y de darle a ella muchos momentos de alegría.

Cuando estaba en el hospital y nos íbamos, dejábamos altavoces conectados a un mp3 para que ella escuchara nanas hasta que se durmiera, intentando suplir un poco nuestra ausencia.

Y desde siempre, le ha gustado la música. Le hace moverse, sentir, tener curiosidad. Por eso animo a todo el mundo a que trabaje este aspecto que en realidad es disfrutar más que trabajar con sus hijos. Solo hay que coger el ordenador y probar diferentes estilos, aunque no sean nuestro favorito. Mi hija tiene predilección por el flamenco y la música folk, pero toda la música en general  le gusta.

Siempre que hay música en la calle, nos paramos a escucharla, y ella puede estar horas bailando a su manera.

Creo que es una forma de estimulación muy importante, ya que está directamente ligada a las emociones, y tal vez, si tiene un mal día, igual que a nosotros, escuchar música que le gusta pueda animarla, o si está cansada, pueda relajarla, o si esta triste pueda alegrarla.

Además de escucharla, dependiendo de la movilidad se puede intentar que interactúe con la música. Puede dar palmas, o mover una maraca, una pandereta, o incluso golpear con una cuchara. Es verdad que a todos no les gustara, pero puede ser una actividad integradora muy entretenida.

La música además es ritmo, y el ritmo puede ser importante en la movilidad, o a la hora de llevarle la cuchara a la boca, marcando los tiempos, uno, dos y dando palmas a la vez, para que asocien, una determinada dinámica con un estímulo positivo.

Cuando mi hija era pequeña, no tenía muchos recursos de aprendizaje, y aun no iba a la escuela, pero como sabíamos lo que le gustaba la apuntamos a una clase de música, donde iban aprendiendo los instrumentos, y aprendiendo ritmo etc., a la vez que empezaba su primer contacto con niños en un entorno positivo para ella.

Uno de los juguetes favoritos de mi hija es el piano, puede pasar horas jugando con él, sacándole diferentes sonidos. Pero, su juguete más favorito en el mundo…son las tapas; si, tapas de botes, tapas de juguetes, tapas de plástico que pueda hacer rebotar en el suelo sacándoles sonidos diferentes. Coge tres o cuatro y las hace bailar a todas comprobando que sonido le gusta más. Puede parecer extraño, pero es lo que más le gusta, buscar nuevos sonidos con cada cosa que encuentra.

Así que animo a todo el mundo a que sus hijos disfruten la música, no solo música para niños y canciones infantiles, sino música clásica, folk, rock, flamenco, instrumentos aislados ; violín, guitarra etc… puede ser en casa, en clases de música para niños o con amigos, pero creo que para cualquiera puede ser una actividad entretenida.

Things you might like

Other articles you might enjoy...

Survey icon

Public Opinion…

Do you currently volunteer for any charities or voluntary organisations?