Que ya tengan hermanos mayores, con lo cual, ya sabes lo que es compartir el tiempo, el cariño, la atención.

 Supongo que habrá momentos en los que será difícil lidiar con los celos, y por lo que me cuentan algunos padres, es importante que todos se sientan integrados en el cuidado de su hermano y que además tengan sus propios tiempos y espacios sin ser siempre “el hermano de…”.Cada uno deber ser el protagonista de la casa en diferentes momentos, y lo ideal sería no dramatizar la situación de su hermano para no hacerles sentirse demasiado responsables desde muy pequeños. Tiene derecho a tener una infancia descuidada y desordenada aunque tengan un hermano diferente, no se les puede pedir que sean “pequeños padres” de su hermano ni involucrarles en tareas de demasiada responsabilidad, y a su vez, hay que integrarlos en todas las cosas positivas que pueden hacer juntos.

-Que los padres, tengan muy claro, que no quieren tener más hijos. Muchas veces los padres sienten que teniendo otro hijo, no le prestarían la atención necesaria  o no podrían quererlo de igual manera que a su primer hijo. Esta es una decisión personal y perfectamente lícita al igual que la de la gente con hijos “ordinarios” que decide tener solo uno por las cuestiones que sean. Mucha gente les animara a que tengan otro hijo, para que puedan disfrutar de una paternidad “normal” o para que el día de mañana su hijo no este solo, para que puedan compartir la vida…Pero cuidado con los buenos consejos; puede que esto les agobie ya que su decisión está pensada y al fin y al cabo es suya, y si han decidido que desean que todo su tiempo y energías sean para ese primer hijo, es perfecto.

-Que los padres deseen tener otro hijo. Esta opción, puede parecer fácil…pero nada más lejos de la realidad. Los padres que tienen un hijo con necesidades especiales y desean tener otro hijo se enfrentan a muchos frentes. Por un lado el miedo a que ese hijo pueda tener problemas, lo que podría generales un gran sentimiento de culpa. Después mucha gente les dirá que es positivo, pero siempre habrá quien les recrimine el hecho de que vayan a dedicar menos tiempo a ese hijo que tanto les necesita. Aunque en el fondo, no necesitan a nadie para eso, ya que ellos serán los primeros que tengan esas dudas… ¿Le voy a restar tiempo a mi hijo? ¿Voy a querer a uno más que a otro? ¿Y si su hermano le rechaza cuando sea más mayor? ¿Estoy capacitado para tener otro hijo con el trabajo fisico y emocional que soporto? ¿Estoy haciendo lo correcto?

Tendrán un mar de dudas al respecto, pero tomen la decisión que tomen será la buena, porque así lo han decidido y es muy importante que se sientan apoyados por el entorno, ya que solo ellos saben el esfuerzo que hacen a diario y el que van a tener que hacer si optan por esta opción.

En mi opinión a todo el mundo le beneficia tener hermanos, y más a un niño con necesidades especiales, porque cada persona más en tu vida que te quiera, cuenta, y más un hermano que es lo más cercano que un niño puede tener. Lo que pase cuando sean más mayores solo la vida lo sabe, al igual que hay hermanos cualesquiera que se llevan mejor o peor, ellos se llevaran mejor o peor. Lo único claro, es no tener otro hijo para que cuide en el futuro de su hermano, ya que esto es injusto para el hermano. Puede que el día de mañana desee cuidarlo porque es su hermano y le quiere y lo hará de buen grado si así lo necesita, pero no debe ser ese el fin ni el objetivo.

La conclusión es que teniendo un hijo con necesidades especiales, cualquier decisión de la vida va a ser mas meditada y más difícil de tomar, y por lo tanto la de tener otro hijo más aun. Pero, que como cualquier familia, la decisión que esos padres tomen, es y será siempre la correcta para ellos y su hijo, así que si conocemos a alguien en esa situación, es importante el apoyo, y sobre todo el cariño. 

Things you might like

Other articles you might enjoy...

Survey icon

Public Opinion…

Do you own a PlayPak?